viernes, 7 de marzo de 2014

Peña "Los amigos del tango" de Alicante




                                  video


                                   video


► En marzo de 1962, Ricardo Tafalla fundó la peña “Los Amigos del Tango”, con sede en el Hogar Sindical Grupo “Felipe Bergé”, en la calle Jacinto Benavente Nº 3, del barrio de Los Angeles, en la ciudad de Alicante, bajo la siguiente proclama:


Estos fundamentos forman parte de una detallada nota periodística, la cual reproducimos a continuación.


Varios puntos de interés rescatamos de su lectura, como el nombramiento de Carlos Gardel como presidente a perpetuidad a título póstumo, Sarita Montiel y Carlos Acuña como presidentes honorarios y Ricardo Tafalla como presidente efectivo.

Cabe destacar la mención de Ricardo Tafalla como poseedor de la casi totalidad de los discos de Gardel, colección que habiendo pasado más de medio siglo de la crónica, sigue manteniendo afortunadamente un enorme valor, no sólo en lo material, sino en la perpetuidad de la voz del querido “Morocho”.

La designación de Sarita Montiel como presidente de honor, se corresponde con el auge que gozaba en esa época. María Antonia Alejandra Vicenta Elpidia Isadora Abad Fernández, tal su verdadero nombre, (Campo de Criptana, Ciudad Real, 10 de marzo de 1928 - Madrid, 8 de abril de 2013), tras comenzar su carrera en España, prosiguió filmando en México y Estados Unidos.

De regreso en España, alcanza su consagración internacional al filmar en 1957 la película “El último cuplé”, -donde canta el tango “Fumando espero”, de Juan Viladomat Masanas y Félix Garzo, grabado por Ramoncita Rovira en 1924, Pilar Arcos en 1926, y Rosita Quiroga, Roberto Fugazot con Francisco Canaro e Ignacio Corsini en 1927-, y al año siguiente “La violetera”, imponiendo el atractivo de su indudable fotogenia, su sensualidad y exuberante figura, y sus papeles de mujer fatal con sugerentes vestidos.

Carlos Acuña, (Carlos Ernesto Di Loreto, Buenos Aires, 4 de noviembre de 1915 - Buenos Aires, 19 de febrero de 1999), tras vocalizar en las orquestas de Ernesto de la Cruz, Carlos Di Sarli, Rodolfo Biagi y Mariano Mores y destacarse como cantor solista, se radica en 1961 en España, con tal éxito que fue apodado "el otro Gardel", por su admiración por el “Zorzal”, su estilo gardeliano pero con su sello personal, y por su voz clara con un canto natural sin afectaciones.

Fue amigo y delegado personal del ex-presidente Juan Domingo Perón, quien se encontraba exiliado en Madrid, regresando exitosamente a Argentina en 1978, volviendo a España en 1990.

Estando en Alicante es cuando Ricardo Tafalla en 1962 lo designa merecidamente como presidente de honor de la entonces flamante peña “Los Amigos del Tango”, entablando una amistad, de la cual el coleccionista alicantino conservó varios recuerdos.

Su tarjeta de socio, con su fotografía, sus datos personales y su propia firma como presidente, con la imagen de Carlos Acuña con atuendo gaucho y al pie la presencia del máximo cantor con la leyenda homenaje: ¡…y el ZORZAL sigue cantando!


Fotografía de Ricardo Tafalla y Carlos Acuña con sus respectivas esposas.


Carlos Acuña con vestimenta gauchesca y con su guitarra, dedicó y autografió a Ricardo Tafalla, la siguiente fotografía, en cuyo texto expresa: “A mi querido amigo y gran tanguero Ricardo con un abrazo”.


Ingreso de Carlos Acuña a la peña “Los Amigos del Tango”. Detrás de él, a su derecha (izquierda de la foto), aparece Ricardo Tafalla, semicubierto.


Con un grupo de admiradores ubicamos a Carlos Acuña en la fila superior de la siguiente fotografía, fácilmente identificable por su amplia sonrisa. Ricardo Tafalla, con sombrero, camisa blanca y corbata, está sentado al principio de la segunda fila, a la izquierda de la imagen.


Ultima fotografía en la peña “Los Amigos del Tango” de Alicante, donde puede verse a Carlos Acuña en plena actuación, acompañado por un guitarrista.


Posteriormente, Ricardo Tafalla, a quien vemos en la siguiente fotografía de aquellos años, llevó a Carlos Acuña hasta San Vicente del Raspeig, “municipio español distante seis kilómetros al noroeste del área metropolitana de Alicante, de la provincia homónima, en la Comunidad Valenciana, que tras la Guerra Civil, y especialmente a partir de los años 1960, conoció un crecimiento urbano y demográfico más que notables, originados principalmente por una tasa migratoria positiva” (según http://es.wikipedia.org/).


Difusor de Gardel y el tango en toda España, Ricardo Tafalla condujo a Carlos Acuña hasta San Vicente del Raspeig, pudiéndose ver la entrada triunfal de ambos en el municipio en la imagen siguiente.


También Ricardo Tafalla conservó una completísima nota periodística del acontecimiento, titulada “Carlos Di Loreto, el sucesor de Gardel”.


En la nota, el cantor hace referencia a Carlos Gardel, expresando algunas similitudes con el querido cantor, cerrando su recuerdo con la atinada frase: “Claro que Gardel ha habido uno y ya no habrá nadie más que él”.

En cuanto a su presencia en San Vicente del Raspeig, Acuña deja aclarado que se debe a la invitación de Ricardo Tafalla. “El presidente de la Peña del Tango me invitó a ir a este pueblecito alicantino -¿No es cierto?- Y pregunta a don Ricardo Tafalla, que se encuentra frente a él. La respuesta afirmativa le hace seguir”.

El subtítulo del artículo periodístico anuncia, “Su nombre artístico se lo dio su tío y padrino, Ramón Acuña”, con lo cual saca de cualquier duda a quien pudiera pensar que el nombre Carlos, lo adoptó por Carlos Gardel.

Cabe recordar que Carlos Di Loreto, comenzó su carrera artística usando el seudónimo de Carlos Dillon, que parecía que fuera de origen inglés, y que cambió prontamente por el definitivo de Acuña.


Foto histórica de algunos componentes de la peña "los amigos del tango" de Alicante, en un acto benéfico. Siendo presidente el señor Antonio Baños.
                                             
                                                                            

Hasta aquí hemos visto documentos y fotografías de Ricardo Tafalla referentes a la fundación de la peña “Los Amigos del Tango”, importante bastión para la difusión y defensa de la música tanguera y su máximo representante Carlos Gardel, en aquel lejano mes de marzo de 1962.